ENERGÍA GEOTÉRMICA

¿Qué es la energía geotérmica?, A diferencia de las demás energías renovables, la geotermia no tiene su origen principal en la radiación del sol, sino que su origen radica en la diferencia que existe entre el interior de la tierra y su superficie.

Por lo tanto, la geotermia se puede definir como aquella energía almacenada en forma de calor por debajo de la superficie de la tierra. Engloba el calor almacenado en los suelos, rocas, aguas subterráneas cualquiera que sea su temperatura, profundidad y su procedencia.

De esta forma, sabemos que, en mayor o menor medida, se encuentra almacenada bajo nuestros pies una energía que podemos y debemos aprovechar.

Existen diversas opiniones de la calefacción geotérmica, distintos autores y científicos se han encargado de dar su punto de vista y exponer sus ventajas y desventajas.

¿Cómo podemos captar la energía geotérmica?

Existen diversas formas de captación de energía

  1. Captación horizontal enterrada

Consiste en la instalación de una serie de tuberías de polietileno, conocidas como colectores horizontales, a través de las cuales circula el agua con glicol, que es un anticongelante. Es necesario que la parcela disponga de una superficie amplia para poder realizar el tendido del circuito a un poco profundidad.

  1. Captación vertical con sondas geotérmicas

En el caso de que la superficie disponible no sea suficiente para ejecutar el sistema anterior, si existen canalizaciones en el subsuelo, o si la demanda energética es alta, se utiliza el sistema de sondas geotérmicas (colectores de calor) en posición vertical en el interior de una o varias perforaciones, con profundidades que pueden oscilar entre los 25 a 150 metros, y diámetros de perforación de tan solo 10 a 15 centímetros.

Este tiene la ventaja de que ocupa muy poco espacio, y proporciona una gran estabilidad en las temperaturas.

  1. Captación vertical con sondas geotérmicas en Pilotes

Cuando por razones de cimentación y de poca resistencia del terreno, se necesita disponer de pilotes, se aprovechan dichos elementos, para la captación de la energía geotérmica integrando así las sondas en las armaduras. Se les denominan pilotes energéticos.

Estos tienen la ventaja de que no es necesario realizar sondeos exclusivos para su instalación.

  1. Captación de lagos o ríos

Este es el tipo de sistema más económico, ya que no se necesitan realizar pozos ni excavaciones. Consiste en aprovechar lagos y ríos que dispongan de aguas termales a una temperatura adecuada, introduciendo de esta manera los captadores, realizando así el intercambio térmico con el agua y no con el terreno.