Conociendo Segovia

Entre las incontables ciudades hermosas que tiene España, Segovia es de las que debe darle una merecida visita. Nada más de nombrar algunos monumentos, hace reconocer que es un encanto que tiene mucho que ofrecer. Sus maravillas van desde casas señoriales de cuentos de hadas y un barrio judío, hasta panorámicas de verdes prados que le robarán el aliento.

Si bien es cierto que no podrá recorrerla entera en poco tiempo, con una buena organización es posible visitar los lugares más icónicos y que son imperdibles en la primera visita. Por eso, a continuación se propone una sencilla ruta que es probable que alcance a cumplirla en un día.

Un día en Segovia

Un magnífico punto para comenzar el día es en la Plaza del Azoguejo, alrededor de las diez de la mañana está en todo su esplendor con el centro principal de recepción de visitantes; que, entre otras cosas, ofrece información sobre el enorme e imponente acueducto romano que tendrá frente a sus ojos. Se trata de una estructura de perfectos cortes y hasta ahora no se ha hecho visible la existencia de algo que les ayude a permanecer unidas, solo hay señales de pequeñas muescas por sus laterales que suponen fueron para su arrastre y elevación durante la construcción.

Continuando por la calle de Cervantes se llega al Barrio Judío, tendrán que atravesar la Puerta de la Luna y el Paseo del Salón. A lo largo del camino se puede disfrutar de la arquitectura de sus casas y edificios, que se caracterizan por tener motivos vegetales y geométricos en sus fachadas. Por su parte, la iglesia de San Martín es el perfecto ejemplo del arte románico que abunda en Segovia. Ascendiendo por la Puerta del Sol se llega muy rápido al Barrio Judío y a lo que se le conoce como la calle Judería Vieja y en ella está la Antigua Sinagoga Mayor.

A la hora de comer los mejores lugares se consiguen en las calles aledañas a la Plaza Mayor. Si se trata de un día soleado de buena temperatura probablemente podrá disfrutar de las terrazas con vistas privilegiadas hacia los monumentos y degustar de la deliciosa gastronomía con platillos como el cochinillo asado o la trucha.

Es bueno que al salir de viaje vaya preparado, las averías no se toman vacaciones. Por suerte, una manera formidable para enfrentar reparaciones imprevistas es tener una página web como https://www.piezasdesegundamano.es/ que le permite encontrar el recambio que necesite sin importar en qué parte del país se encuentre.