Artritis reumatoide: síntomas, verdades y mitos.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune sistémica. ¿Qué es lo que esto quiere decir? Conocemos que el hecho de que sea autoinmune, quiere decir que en estos casos, los anticuerpos atacan las células normales por error, y el efecto de todo esto es que se produce un ataque al organismo que no debería tener lugar, y que genera una serie de consecuencias.

Asimismo, sabemos que la artritis es una enfermedad que implica la inflamación persistente de las articulaciones, pero que sea sistémica, en este tipo de artritis, se traduce en que otros órganos y sistemas pueden verse afectados, como por ejemplo los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos y la piel.

La artritis reumatoide, es la artritis autoinmune más frecuente. En su mayor parte afecta a mujeres, pues se conoce que el 75% de los pacientes diagnosticados con esta enfermedad autoinmune son del sexo femenino, y por lo tanto sólo 1 de cada 3 hombres se verá afectado por esta enfermedad.

Acerca de los síntomas, estos suelen aparecer entre los 30 hasta los 50 años, aunque la patología puede surgir y desarrollarse en cualquier momento.

La artritis reumatoide afecta principalmente las articulaciones, pues estas son el punto en el que se encuentran dos o más huesos y son las que hacen posible el su movimiento, garantizando que se dé dentro de unos límites naturalmente específicos.

Las articulaciones están rodeadas por la membrana sinovial o sinovia, que produce una establecida cantidad de líquido sinovial, el cual alimenta al cartílago y lubrica la articulación para que funcione correctamente, además de mantenerse en buen estado.

Asimismo, la membrana sinovial tiene una capa externa resistente llamada cápsula, la que junto con los ligamentos, mantiene la articulación en su sitio y de esta forma evita que los huesos se muevan de forma excesiva.

Aclaramos cómo funciona este sistema, para destacar ahora que en el caso de una persona que tiene artritis reumatoide, esta membrana sinovial está inflamada, por lo que se enrojece, hincha, se produce más fluido del necesario y cómo no, produce dolor.

De la misma manera, siempre que la articulación afectada se inflama, esta sufre un daño, pues inevitablemente se desgasta con cada exacerbación. ¿Qué son las exacerbaciones? Las exacerbaciones son períodos de crisis, o sea, todos aquellos períodos en los que las articulaciones se inflaman y producen mucho dolor.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web